El Ayuntamiento de Mula llevará a cabo la segunda fase del Plan Municipal de Eficiencia Energética con el que se persigue reducir el consumo energético y la factura de la luz, disminuir las emisiones de CO2 a la atmósfera, aumentar la calidad lumínica y mejorar y modernizar las instalaciones.

En esta fase se sustituirán 239 luminarias de vapor de mercurio y vapor de sodio de alta presión por luminarias LED más eficientes y se actualizarán 4 cuadros de mando para adaptarlos a la normativa vigente.

La inversión prevista para la ejecución de esta segunda fase del Plan es de 123.211 euros. El Ayuntamiento ha recibido para este fin una subvención del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE) de 98.569 euros y la aportación municipal será de 24.642 euros.

La actuación se centrará en la sustitución de las luminarias del alumbrado público municipal del barrio de Cofrusa, de la carretera de Murcia y del barrio de Los Cortijos en Fuente Librilla, lo que supondrá una reducción de 36,3kw a 17,6kw y se conseguirá un ahorro energético estimado del 74%, es decir, unos 22.500 euros anuales.