Los documentos, del siglo XIV, pasan a engrosar el importante fondo medieval del Archivo Municipal

Mula recibe tres documentos del siglo XIV que pasan a engrosar el importante fondo medieval del Archivo Municipal.

El concejal de Cultura y Patrimonio Histórico, Diego Boluda, ha sido el encargado de recepcionar los documentos.

Se trata de una carta sellada del concejo de la villa de Mula, dirigida al rey Enrique III y fechada en 1397. Esta carta fue realizada por el jurado del concejo muleño, Pedro del Notal, reconociendo como pagador a Juan Jiménez de Córdoba. El documento se encuentra incompleto, por lo que es muy difícil conocer todo lo que en él se estableció, aunque, por lo que se conserva del mismo sí que se puede deducir que fue realizado por el concejo y dirigida al rey sobre el conocimiento de un pago que se debe efectuar en el mes de julio de ese año.

El segundo documento es un traslado signado de un capítulo del ordenamiento, sacado del Libro de Cartas y Ordenamientos del Rey, a requerimiento de Fray Muñoz, vecino de Mula, sobre el pago y la pena en la moneda corriente que debía de realizarse una vez al año. Es interesante porque el Libro de Cartas y Ordenamiento del que está sacado no ha llegado. Está fechado del año 1344 y también se encuentra incompleto.

El último documento es también un traslado, en este caso, de confirmación de privilegios. Las confirmaciones de privilegios solían ser muy frecuentes. Cuando un nuevo rey accedía al trono una de las primeras medidas que solían dictarse era enviar a las ciudades y villas este tipo de cartas en las que aseguraban que se mantenían todos los privilegios que hasta ahora se disfrutaban. Dada por el rey Enrique III de Castilla en el año 1391, el traslado fue realizado por el notario y escribano público de la villa de Mula, Juan González y, al igual que los otros, también se conserva incompleto, conservando solamente la parte final del mismo, por lo que no se puede conocer su contenido de forma exhaustiva, aunque sí se puede establecer el contexto histórico en el que fue realizado gracias a la fecha y a la mención del rey y los reyes que le anteceden.

Diego Boluda explica, sobre estos documentos que, “a pesar de encontrarse incompletos, son de sumo valor ya que denotan la actividad y continua comunicación que mantenía la villa de Mula con la corona castellana mostrando la significativa importancia de Mula en esa época”.

Del mismo modo reafirma la importancia de recuperar el Patrimonio Histórico documental, conservarlo y engrosar los fondos documentales que hacen del Archivo Municipal de Mula “uno de los máximos exponentes archivísticos no sólo de la Región de Murcia sino también a nivel internacional ya que actualmente dos universidades norteamericanas que están trabajando con documentos del Archivo Municipal de Mula”.